7 factores para lograr la excelencia en la atención al cliente

¿Qué sería de las empresas sin sus clientes?

Desarrollar estrategias de mercado, crear la imagen corporativa, producir un producto de calidad y enfocarse con disciplina al trabajo son elementos esenciales para el fortalecimiento de una empresa, pero el cliente será el destinatario de esos esfuerzos.

Importancia de la atención al cliente

Cuando creamos nuestra imagen corporativa, lo que estamos haciendo en realidad es vender una expectativa; lo hacemos para atraer a potenciales clientes, pero luego el trabajo más duro será cumplir con esa expectativa y satisfacerla.

Allí radica la importancia de perseguir la excelencia. La atención al cliente tiene que ver con la manera en la que se presta el servicio pero no es el servicio en sí mismo: se debe poder enamorar al cliente.

Una empresa puede prestar un servicio de alta calidad, pero debe transmitirlo a sus clientes, estableciendo una conexión humana que beneficiará a la percepción del mismo. Nuestros clientes confían en nosotros y nos prefieren en la medida en que los hagamos sentir importantes, escuchados y satisfechos.

La atención al cliente es la encargada de humanizar a la empresa, estableciendo una íntima relación con sus clientes que promueve la fidelidad y lealtad entre ambos.

Factores aplicados a alcanzar la excelencia en la atención al cliente

 

Sociabilidad

La atención al cliente requiere la capacidad de interrelacionarse con las personas, saber entablar una conversación amigable y demostrar tener un genuino interés en las personas.

 

Comunicación clara y directa

Se debe establecer una sana comunicación con nuestros clientes, donde se tomen en cuenta las fortalezas de la empresa y los beneficios que se puede ofrecer en cada caso.

 

Honestidad

Nunca debemos engañar a un cliente. Recuerda siempre que la expectativa que le vendes debe ser cumplida a cabalidad. Un cliente decepcionado es un cliente perdido.

 

Conocimiento del cliente

Conoce a tu cliente, mantente informado sobre sus actividades y gustos. Anticiparse a lo que quiere el cliente y ser proactivo puede darte una ventaja frente a otras empresas que ofrezcan el mismo servicio.

 

Saber escuchar

Es sumamente importante que estemos atentos: el cliente será el termómetro que mide la excelencia de nuestro servicio y en consecuencia, la salud de nuestra empresa. Asegúrate de siempre escuchar sus sugerencias y quejas.

 

Se creativo y efectivo

Preséntale a tu cliente soluciones novedosas y de una manera rápida y efectiva. Hazle sentir que la satisfacción de sus necesidades es tu prioridad.

 

Busca las respuestas

Además de saber escuchar muchas veces tendremos que salir a buscar las respuestas que necesitamos de nuestros clientes para el mejoramiento del servicio. Muchas veces el cliente no sabe bien lo que quiere, así que investiga y ofrécele soluciones a inquietudes que ni él sabe que tiene.

De lo que se trata es de potenciar la calidad de nuestros servicios a través del desarrollo de una relación empresa-cliente, provechosa y duradera.

Your browser is out-of-date!

Update your browser to view this website correctly. Update my browser now

×