Tus colaboradores son tu primer cliente

Si bien es bien conocido el impacto que el mercadeo exitoso puede tener en los ingresos de la empresa, a menudo se pasa por alto como un método para llegar a los colaboradores. Los empleados suelen ser el rostro y la voz de la organización, interactuando directamente con los clientes y prospectos. Es difícil para los trabajadores hablar genuinamente sobre el valor de sus productos o servicios si no tienen una relación sólida con su organización. Piénsalo de esta manera: ¿preferirías tener un empleado que disfrute de venir a trabajar todos los días y crea en su organización interactuando con los clientes y prospectos o un empleado que se sienta infravalorado y menospreciado?

¿Qué es el mercadeo interno?

El marketing interno implica muchos de los mismos elementos que una campaña de mercadeo externa, espere que la audiencia sean sus empleados en lugar de sus prospectos. En primer lugar, es importante comprender el estado actual de las actitudes y mentalidades de sus empleados. Realizar una encuesta entre los empleados es un paso importante para comprender las áreas que necesitan mejoras. Una vez que tengas estos datos, puedes usarlos para impulsar un plan estratégico para mejorar la moral y las opiniones de los empleados. Además, estos servirán como punto de referencia mediante el cual podrá medir el éxito de su campaña a intervalos regulares.

Desarrollar un plan

Una vez que comprendas las áreas que necesitan mejorar, el siguiente paso es desarrollar una campaña de marketing interna, completa con estrategia y tácticas. Algunas tácticas que puede utilizar podrían incluir boletines informativos para empleados, grupos focales, foros de empleados en línea o presentaciones regulares del CEO. Este plan debe desarrollarse mediante la colaboración y la aceptación de sus equipos ejecutivos, de Recursos Humanos y de marketing. Hay varias formas en que una iniciativa de marketing interno puede mejorar no solo la moral de sus empleados, sino también sus resultados finales:
  1. Comunicación con los colaboradores: La creación de un entorno positivo dentro de la organización puede generar una mayor productividad. Cuando los empleados disfrutan de venir a trabajar y se sienten valiosos, están más motivados y son más productivos.
  2. Unidad de equipo: Puede resultar difícil asegurarse de que todos los trabajadores se sientan parte de un equipo más grande que trabaja hacia un objetivo común. Una estrategia es fomentar la colaboración entre departamentos.
  3. Orgullo por el trabajo y el éxito: Es importante reconocer a los colaboradores que han ido más allá. Esto demuestra que valora su contribución, animándolos a seguir trabajando duro y al mismo tiempo animando a otros. Si bien puede sentir que tiene que recompensar a los empleados con premios u obsequios monetarios, a veces una simple mención en el boletín de la empresa o un correo electrónico será suficiente.