Cómo equilibrar el trabajo y la vida personal

Equilibrar su vida profesional y personal puede ser un desafío, pero es esencial. A menudo, el trabajo tiene prioridad sobre todo lo demás en nuestras vidas. Nuestro deseo de triunfar profesionalmente puede empujarnos a dejar de lado nuestro propio bienestar. Sin embargo, la integración entre el trabajo y la vida es fundamental para mejorar no solo nuestro bienestar físico, emocional y mental, sino que también es importante para nuestra carrera. ¿Qué es el equilibrio trabajo-vida y por qué es importante? Equilibrar el trabajo y la vida significa priorizar por igual las demandas de su carrera y las demandas de su vida personal. Algunas de las razones comunes que conducen a un equilibrio deficiente incluyen:
  • Mayores responsabilidades en el trabajo.
  • Más horas laborales
  • Mayores responsabilidades en casa
La armonía entre estos dos ámbitos tiene numerosos efectos positivos, que incluyen menos estrés, un menor riesgo de agotamiento y una mayor sensación de bienestar. Esto no solo beneficia a los empleados sino también a los empleadores. Las empresas que ofrecen opciones como teletrabajo o horarios de trabajo flexibles pueden ayudar a sus colaboradores a mejorar el equilibrio. El equilibrio entre el trabajo y la vida se trata menos de dividir las horas de su día de manera equitativa entre el trabajo y la vida personal y, en cambio, se trata más de tener la flexibilidad para hacer las cosas en su vida profesional sin dejar de tener tiempo y energía para disfrutar de su vida personal. la vida. Puede haber algunos días en los que trabaje más horas para tener tiempo más adelante en la semana para disfrutar de otras actividades. Siete formas de conseguir la armonía
  1. Acepte que no existe un equilibrio perfecto
No luches por el horario perfecto; sino por uno realista. Algunos días, puede concentrarse más en el trabajo, mientras que otros días puede tener más tiempo y energía para dedicarse a sus pasatiempos o pasar tiempo con sus seres queridos. Equilibrarlo se logra con el tiempo, no cada día.
  1. Encuentre un trabajo que le guste
Si odia lo que hace, no va a ser feliz. No es necesario que le encante cada aspecto de tu trabajo, pero debe ser lo suficientemente emocionante como para que no tengas miedo de levantarte de la cama todas las mañanas.
  1. Priorice su salud
Su salud física, emocional y mental en general debe ser su principal preocupación. Si lucha contra la ansiedad o la depresión y cree que la terapia lo beneficiaría, incluya esas sesiones en su horario, incluso si tiene que salir temprano del trabajo o abandonar su clase nocturna de spinning. Si está luchando contra una enfermedad crónica , no tenga miedo de reportarse enfermo en los días difíciles. El exceso de trabajo le impide mejorar, lo que posiblemente haga que se tome más días libres en el futuro.
  1. No tenga miedo de desconectarse
Cortar los lazos con el mundo exterior de vez en cuando nos permite recuperarnos del estrés semanal y nos da espacio para que surjan otros pensamientos e ideas. Desconectarse puede significar algo simple como practicar la meditación de tránsito en su viaje diario, en lugar de revisar los correos electrónicos del trabajo.
  1. Tómese unas vacaciones
A veces, desconectarse de verdad significa tomarse unas vacaciones y desconectarse del trabajo por completo durante un tiempo. Ya sea que sus vacaciones consistan en una estadía de un día o un viaje de dos semanas, es importante tomarse un tiempo libre para recargarse física y mentalmente.
  1. Tómese un tiempo para usted y sus seres queridos
Si bien su trabajo es importante, no debería ser lo único en su vida. Era un individuo antes de tomar ese puesto y debe priorizar las actividades o pasatiempos que le hacen feliz. Equilibrar el trabajo y la vida requiere una acción deliberada: si no planea firmemente su tiempo personal, nunca tendrá tiempo de hacer nada fuera de la oficina.
  1. Establezca límites y horas de trabajo
Establezca límites para usted y sus colegas para evitar el agotamiento. Cuando salga de la oficina, evita pensar en próximos proyectos o contestar los correos electrónicos de la empresa. Considere tener una computadora o teléfono separado para el trabajo, de modo que pueda apagarlo cuando termine. Si eso no es posible, use navegadores, correos electrónicos o filtros separados para sus tareas personales.

clientes.ve@sodexo.com

0212-2065644

beneficiarios.ve@sodexo.com

0212-2065644

afiliados.ve@sodexo.com

0212-2065688

ventas@sodexo.com

0212-206 5622

afiliaciones@sodexo.com

0212-2065636