¿Estás preparado para el futuro?

“Las gerencias de recursos humanos están condenadas” es lo que se suele pensar y decir. Pero no es más que un mito. De cara al futuro, los departamentos de recursos humanos en todas las empresas están intentando responder preguntas fundamentales: ¿cómo demostrar su relevancia dentro de la empresa y aportar valor estratégico? ¿Cómo diseñar estrategias de retención de los empleados con necesidades cambiantes? ¿cómo prepararse para el futuro?     En un entorno tan variable como el venezolano, diseñar planes para retener a los empleados representa un reto para cualquier persona que, bien sea in house o remoto, administre los recursos humanos de una empresa. Diversos estudios han señalado que para que una estrategia de retención sea efectiva, debe ser planificada desde el diseño de una experiencia completa, más allá de la formulación de tareas y objetivos para cada cargo. Debe plantearse de cara al futuro.     La experiencia del empleado debe ser diseñada considerando las siguientes variables:
  1. La experiencia digital: relacionada con la tecnología que los empleados usan para realizar sus tareas.
  2. La experiencia social: es el sentido de colaboración y comunidad que se fomenta en el ambiente laboral.
  3. La experiencia ambiental: es el diseño del lugar de trabajo.
  4. La estrategia de compensaciones: que pueden ir desde lo económico hasta lo simbólico.
    La necesidad de diseñar estrategias 360° que mantengan satisfechos a los trabajadores está guiando a las oficinas de recursos humanos en todo el mundo. La experiencia de los empleados no puede evaluarse sin considerar las herramientas que se les proporcionan, el entorno en el que se desempeñan y cómo son recompensados.     El enfoque debe ser estructurado y creativo, centrado en el ser humano. Solo al comprenderlo es posible diseñar una experiencia sana y conectada con el empleado. Una de las claves es la empatía. Sobran los ejemplos alrededor del mundo de empresas cuyos empleados tienen acceso a los recursos necesarios para llevar a cabo sus tareas y desarrollarse para ofrecer lo mejor a la organización. Esto conduce, a su vez, a una mejor retención y compromiso laboral, lo que tiene un notable impacto positivo y enormes ganancias para todos.  

Your browser is out-of-date!

Update your browser to view this website correctly. Update my browser now

×