Estilos de comunicación

¿En qué consiste la comunicación?

La comunicación es un proceso mediante el cual se transmiten ideas, sentimientos y emociones a un sujeto, el cual que será considerado como el receptor. Sucede que muchas veces lo que decimos no es lo mismo que escucha nuestro interlocutor; de allí que existan diferentes estilos de comunicación.   Dependerá del estilo que usemos para comunicarnos que nuestro mensaje sea recibido tal y como quisimos desde un principio, sin dejar espacio a la malinterpretación. El uso eficiente de la comunicación favorecerá nuestras relaciones interpersonales y fortalecerá los vínculos que vayamos desarrollando a lo largo de nuestras vidas.   Hay diversos estilos básicos de comunicación. Estos son los ejemplos más comunes:  

Estilos de comunicación

  1. El estilo inhibido o pasivo: este es el que usa la persona que frente a una situación prefiere no decir nada, no reaccionar, por temor a enfrentarse. Aunque supone un no hacer, un no decir, comunica un sentimiento o una actitud de inseguridad frente a una situación determinada.
  2. El estilo asertivo: es el más equilibrado dentro de la comunicación y se encuentra entre el estilo pasivo y el agresivo, Quienes usan este estilo expresan sus ideas de manera clara y directa. Saben cuándo callar y cuándo expresar sus puntos de vista.
  3. El estilo agresivo: éste carece de toda empatía; quien lo emplea no siente interés por las ideas del otro, simplemente impone sus puntos de vista, valiéndose en ocasiones de la intimidación y la violencia.
  4. El estilo pasivo-agresivo: en este la persona prefiere callar y asume una posición pasiva, pero expresa sus sentimientos a escondidas o a otras personas.
   

Aplicación de los estilos de comunicación

En muchos casos una persona puede tener un estilo agresivo en su hogar y ser increíblemente pasivo en el trabajo, pues dependerá de qué tan seguro y confiado se sienta en un entorno determinado para que pueda hacer su elección inconsciente de estilo de comunicación a utilizar.

Muchas veces preferimos callar para no causar disgustos a las demás personas o no estamos seguros de que sea correcto defender nuestros puntos de vista. Sin embargo, estas conductas sólo actúan en detrimento de nosotros mismos y nos causan ansiedad y frustración.

Sin embargo, una persona con una autoestima saludable, que se encuentre segura de sí misma y confiada elegirá siempre el estilo asertivo. Una persona asertiva será aquella capaz de siempre defender con firmeza sus puntos de vista.

Este es sin duda el estilo de comunicación más efectivo, sin embargo es casi imposible ser asertivos en todas las situaciones y con todas las personas. Haría bien intentar serlo en tantas como podamos, pues es la mejor forma de perseguir nuestros intereses y afianzar nuestras ideas en el mundo.

Your browser is out-of-date!

Update your browser to view this website correctly. Update my browser now

×