Gamificación: jugar en el trabajo

¿Qué piensas cuando lees la palabra gamificación? Si lo primero que se te vino a la cabeza es juego, pues estás en lo correcto. Se puede pensar que quizás esto no tenga manera de ser aplicado en un espacio de trabajo, sin embargo es una tendencia en auge a nivel mundial que promete seguir creciendo en el tiempo. La gamificación en las empresas supone beneficios que impactarán en el logro de los resultados. No se trata de convertir el trabajo en un juego, sino de mezclar la mecánica del juego con el trabajo para hacerlo más interesante y los empleados más productivos. También influye psicológicamente en los trabajadores para que se esfuercen por lograr un bien mayor a través del compromiso de los empleados. La gamificación es el uso de elementos y técnicas propias de los juegos que tiene como meta atraer a los entornos laborales algunas de las cualidades de estos como:
  • La colaboración
  • La competencia
  • La motivación
  • La integración
  • El compromiso
  • Y, finalmente, la diversión
Puede que la gamificación interna de las organizaciones suene algo escandaloso para aquellos que todavía tienen concepciones tradicionalistas de lo que significa trabajar. Pero, después de todo, esta tendencia ha sido clave en empresas exitosas como Siemens, Domino´s Pizza, L’Oreal, BBVA, Marriot, AccentureLand… y sí, ¡Google!, entre otras. Para conseguir que la gamificación sea exitosa debes hacer un mapa de necesidades y definir tus objetivos, como por ejemplo: integrar a los empleados, detectar errores, motivar el logro de metas o incrementar las ventas. Lo siguiente será diseñar la estrategia que se adecúe a tu empresa. Sin embargo, puedes comenzar con algunas ideas sencillas que te permitirán evaluar los pasos a seguir:
  • Has divertidas tus oficinas: reserva una sala para el esparcimiento con puff, sofás, refrigerios, juegos de mesa, etcétera
  • Cambia algunos procesos: mezcla los departamentos por un día, crea objetivos por niveles y premia por alcanzarlos, crea concursos de creatividad
  • Programa actividades extramuros
  • Crea misiones y retos que permitan la acumulación de puntos.
Si innovas e incluyes la gamificación en el trabajo, mide los resultados. Genera informes para comparar el rendimiento de estas nuevas técnicas con las anteriores y comprueba cuál funciona más.