¿Qué son las habilidades blandas y por qué son importantes?

Las habilidades blandas son una combinación de rasgos de personalidad, comportamientos y actitudes sociales que permiten a las personas comunicarse de manera efectiva, colaborar y manejar con éxito los conflictos. Las personas con buenas habilidades blandas tienden a tener una fuerte conciencia situacional e inteligencia emocional que les permite navegar en entornos de trabajo difíciles, sin dejar de producir resultados positivos. Esto es especialmente importante para los puestos de liderazgo porque un buen liderazgo se trata más dirigir un equipo y enfocar  sus esfuerzos hacia un resultado desead,o en lugar de aportar habilidades técnicas específicas. Otro beneficio de las habilidades sociales en el lugar de trabajo es que ayudan a las personas a adaptarse a las circunstancias cambiantes. Ser capaz de comunicarse de manera efectiva durante un momento de incertidumbre o colaborar con otros cuando las soluciones no son obvias es muy importante si alguien está en una posición de liderazgo o no. Dadas sus muchas aplicaciones, no es sorprendente que las organizaciones estén haciendo más para evaluar las habilidades blandas de un candidato durante el proceso de entrevista.
Algunas habilidades blandas que necesita en la fuerza laboral de hoy
Liderazgo: Las empresas quieren empleados que puedan supervisar y dirigir a otros trabajadores,  que puedan cultivar las relaciones en toda la cadena organizacional. Los líderes no solo deben evaluar, motivar, alentar y disciplinar a los trabajadores, sino también formar equipos, resolver conflictos y cultivar la cultura deseada de la organización . Trabajo en equipo: Es posible que un colaborador prefiera trabajar solo, pero es importante demostrar que comprende y aprecia el valor de unir fuerzas y trabajar en asociación con otros para lograr los objetivos de la empresa. Escucha activa: Debe considerarse una habilidad clave de comunicación porque le ayuda a escuchar realmente lo que otros dicen. Debe poder escuchar para comprender cómo comunicarse mejor con alguien. Sin esto, cualquier esfuerzo de comunicación será unidireccional y probablemente ineficaz. Flexibilidad: Las empresas necesitan realizar cambios rápidos (y a veces drásticos) para seguir siendo competitivas. Por lo tanto, quieren trabajadores que también puedan cambiar de marcha o cambiar de dirección según sea necesario. A medida que las organizaciones se han vuelto menos jerárquicas y ágiles en la última década, es más importante que nunca que los empleados puedan manejar muchas tareas diferentes y demuestren su voluntad de asumir responsabilidades que podrían estar fuera de su área de especialización. Pero, ¿y si no tienes estas habilidades? Nunca es demasiado tarde para desarrollarlas. Por ejemplo, puede aprender mucho simplemente observando a otras personas dentro de una empresa que se destacan en estas áreas. Además, ofrecer asumir más responsabilidades en el trabajo (servir en comités, planificar eventos, etc.) puede ayudar a obtener una valiosa experiencia. Puedes tomar cursos en línea de habilidades blandas. Desarrollar inteligencia emocional te convertirá en un empleado más valioso y aumentará sus posibilidades de éxito profesional.