¿Evalúas el desempeño de tus colaboradores?

La evaluación periódica del rendimiento de los colaboradores es una parte fundamental del éxito de una empresa. Son, además, una de las herramientas de comunicación más importantes, que benefician a todas las partes involucradas. Es un momento para brindar retroalimentación, reconocer el desempeño de calidad y establecer expectativas para el desempeño laboral futuro. También para tener conversaciones sinceras sobre las fallas y cómo se puede mejorar Las evaluaciones formales ayudan al empleador y al empleado a aprovechar las fortalezas de este último y a identificar aquellas áreas en las que necesita mejorar para ser más efectivo y eficiente. Además, permiten el establecimiento de estándares de desempeño que satisfagan a todos. También ayudan a establecer metas y objetivos realistas de mutuo acuerdo. En muchas organizaciones se otorgan bonos acordes a los resultados de las evaluaciones de desempeño. Bonos por desempeño Un bono basado en el rendimiento es una compensación adicional otorgada a un empleado como recompensa por alcanzar objetivos y puntos de referencia preestablecidos.  Los empleadores suelen recompensar a los empleados con bonificaciones por desempeño después de evaluar proyectos sobresalientes o desempeños laborales de alta calidad. Un sistema de bonificación bien diseñado y basado en criterios justos puede estimular a los empleados a realizar un trabajo de calidad, alcanzar los objetivos establecidos y mantener la motivación y la productividad. Los líderes de recursos humanos pueden liderar una colaboración entre gerentes y empleados para establecer criterios de bonificación por rendimiento que motiven efectivamente a los empleados y se alineen con el presupuesto y los objetivos de la empresa.

Planifica las recompensas

Estas bonificaciones deben otorgarse de acuerdo con un cronograma constante. De esta manera, los empleados pueden planificar en consecuencia para cumplir con los plazos y aumentar sus posibilidades de calificar para una bonificación por desempeño. Alinee los objetivos de bonificación por rendimiento con los objetivos de la empresa. Los líderes de RR.HH. pueden empoderar a los empleados integrando objetivos que promuevan el éxito tanto individual como empresarial. Esto permite que los empleados se sientan más comprometidos, sabiendo que su trabajo tiene significado e importancia. Incluso las pequeñas cosas pueden convertirse en problemas mayores y reducir el rendimiento. Al monitorear de manera constante el desarrollo y el logro de objetivos, y actuar en consecuencia, mantendrá un lugar de trabajo productivo y orientado al desempeño.